ES ZH-CN EN DE

Exposición "ORCUBUS"

 

 

 

Invitación para los amigos de prensa.

Inauguración V.I.P  de la exposición “ORCUBUS”

Exposición individual de César Oropeza

Jueves 19 de Abril 2018

Acero, Dibujo, Grabado, Monotipias y Esmalte Vítreo

Palacio de la Autonomía- Fundación UNAM

Licenciado Verdad # 2 Col Centro-CDMX

Prensa 18:00 Hrs.


 

 

El origen y desarrollo de Orcubus.

 

La constante búsqueda de nuevos soportes y de romper con el formato del bastidor que tradicionalmente se utiliza en la pintura y el dibujo, fue el concepto del cual partió César Oropeza para el desarrollo de su serie Orcubus.

Oropeza utiliza como base la tridimensionalidad de un hexaedro regular, cada cara de estos poliedros comunes la ha intervenido con una cavidad circular en su interior, convirtiéndolas en soportes ideales para su creación y volviendo cada una de estas obras en una pieza única y llena de posibilidades. El discurso surgido de esta combinación resulta de lo que él llama: “una suerte de amalgama nuclear”.

El término Orcubus, además de ser la fusión de las palabras “cúbico” y “Oropeza”, es el reflejo de la semántica de sus imágenes: la organización, origen, orden del caos, oráculo, organismos y todo aquello infinito que sólo puede contener en sus trazos. Seis dimensiones circulares donde el lenguaje visual se interconecta y resignifica. Seis ventanas con ocho vértices como soporte y doce aristas que se relacionan y funden en un color particular.

El paralelepípedo Orcubus es la reflexión diaria del artista sobre su entorno e intereses, sus propias meditaciones en torno a la naturaleza de las cosas y de la vida. Orcubus es un conjunto de signos, amalgama de lenguajes contenidos en un objeto sólido. Es vestigio de la práctica del dibujo diario, ese entretenido ejercicio que es parte de su disciplina y constancia, demostradas en el hecho de que completar la primera serie de 80 cubos de acero requerirá de que desarrolle un total de 480 dibujos.

Un cubo igual a una ecuación única: seis dimensiones abiertas, seis vertientes de la representación simbólica que aluden a los sentidos, a la arquitectura ósea de los vertebrados, al pensamiento abstracto, a la geometría infinita, a la sexualidad, a la idea del alma, así como a la naturaleza de la vida. Estos son sólo algunos de los universos que aborda el juego de Orcubus que está lleno de sus lecturas, cada uno postrado en su eje prismático se divide y dialoga con el observador.

 

Los materiales detrás de Orcubus.

Desde temprana edad, Oropeza ha vivido rodeado por la industria siderúrgica, resultado de la cercanía con su padre, ingeniero de profesión. Se podría decir que creció jugando entre máquinas y herramientas en grandes fábricas donde su imaginación creció descomunalmente y se desbordó.

Cada una de las caras que conforman los Orcubus está elaborada con acero inoxidable laminado en calibre 20 y troquelado por una herramienta diseñada y hecha por su padre. Este proceso industrial preciso y minucioso, resulta en un círculo interior de corte perfecto, cualidad que sorprende, ya que este material se caracteriza por ser una aleación altamente resistente a la corrosión. Dado que el cromo es otro de los elementos que la conforman, los Orcubus se caracterizan por una apariencia luminosa, resultado del uso de acabados de alto pulimento. Posteriormente, las seis caras que conforman la estructura se sueldan y se procede a pintar con proceso de uretano y esmaltes acrílicos, aunque en algunas opta por conservar el alto abrillantado del cromo.

Los dibujos están hechos sobre papel poliéster, también conocido como Polypap, un material  resistente al agua, grasa, abrasión e  intemperie, que incluso soporta miles de dobleces sin romperse. Estas fueron las características por las que César Oropeza lo eligió como soporte para este proyecto, ya que utiliza un sin número de técnicas de ataque en el papel como el esgrafiado directo, grabado e incisiones con su famosa técnica de scratch con navaja, monotipo, dibujo con grafito, carbón conté y pintura acrílica, por mencionar algunas, un partir de un soporte tan versátil le ha permitido actuar con total libertad ante lo que le demandan sus trazos.


© 2018 César Oropeza. Todos los derechos reservados.